Iluminación en Áreas de Trabajo

por / Martes, 29 diciembre 2015 / Publicado enInstalaciones eléctricas
iluminacion-empresas

La Iluminación o Luminancia es la medida de la cantidad de luz incidente en un área dada. Su unidad en el Sistema Internacional es el Lumen/m2 = Lux. En unidades americanas se tiene el Lumen/pie2=pie bujía y la equivalencia es: 1 pie bujía = 10.76 Lux.

Con el propósito de verificar la cantidad de luxes en un área determinada se utilizan los medidores de Luz, los cuales son instrumentos de medición que sirven para medir la luminancia.

Las fuentes de iluminación pueden dividirse en fuentes naturales, tales como, como la solar o antiguamente la obtenida a partir de velas y lámparas de gas, y las fuentes artificiales que se desarrollaron con el descubrimiento de la electricidad.

Las lámparas eléctricas son la fuente principal de luz artificial, las cuales convierten la energía eléctrica en luz o energía radiante. En el mercado podemos encontrar diferentes tipos de  lámparas para la iluminación, entre las principales podemos citar:

  1. Lámparas incandescentes: Contienen un filamento que se calienta por el paso de la corriente eléctrica a través de él. El filamento está encerrado en un bulbo de vidrio que tiene una base adecuada para conectar la lámpara a un receptáculo eléctrico (socket).
  2. Lámparas Fluorescentes: Constan de un tubo de vidrio con el interior cubierto con fósforo en polvo, que fluorece cuando se excita con luz ultravioleta.
  3. Lámparas de halogenuros metálicos (multivapor): Usan pequeñas cantidades de yoduros de sodio, talio, escandio, disprosio e indio, además de la mezcla usual de argón y mercurio.  Su economicidad y su color son excelentes.
  4. Lámparas de vapor de sodio de alta presión: Usan sodio metálico en tubos translúcidos de óxido de aluminio. Se emplean en iluminación de carreteras, puentes, autopistas, en determinados trabajos industriales como imprentas, talleres, almacenes.

Los puntos importantes para tener una buena iluminación industrial son los siguientes:

Luz suficiente: Tener niveles adecuados de luz, según la naturaleza de la tarea visual.

Iluminación Uniforme: Una iluminación general con un alto grado de uniformidad garantiza total libertad a la hora de situar la maquinaria (en cualquier punto 200 Lux).

Buena Iluminación vertical: En ciertos trabajos la tarea visual está localizada en el plano vertical. Se puede recurrir a las empotradas en el techo que ofrecen una distribución asimétrica de la luz.

Fuentes de luz bien apantalladas: En alturas de montaje bajas es fundamental el uso de pantallas con rejillas que proporcionen el apantallamiento en la dirección crítica y evitar el deslumbramiento.

– Debe  obtenerse el mejor rendimiento y la máxima economía en toda instalación de iluminación.

Deja un comentario

SUBIR